Si quieres pasar por su centro, ¡sin pensarlo y 'pa' dentro! / La maestra de la adivinación, es la mejor de la nación. / Pide hora y Santal será tu salvadora. / Cualquier problema urgente te lo resuelve sin flema nuestra querida vidente. / ¡Consulta a esta gran maga, reina de una gran saga! / ¡Pide hora y no te cortes un duro, pues aquí encontrás sabiduría y arte puro!

miércoles, 22 de junio de 2016

Consulta vidente 14 - clientes: Soñadora y Momia 6017



ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)


SOÑADORA


Estimada Madame Santal:
Le escribo para pedirle ayuda. Soy una soñadora, lo que significa que vivo entre dos mundos, el que todo el mundo considera real y el de los sueños, siempre he sido capaz de moverme entre ambos. El problema surgió cuando, sin querer, en la última luna llena de primavera, me traje enganchado algo del mundo de los sueños a la realidad. No sé qué fue, quizá algo de tierra en el zapato, una hoja o cualquier otra menudencia (que no logro identificar). Desde entonces hay una rendija abierta entre mis dos mundos. En el mundo real no hay mucha gente consciente de este hecho y, a los que se dan cuenta, se les cataloga de locos. Sin embargo, en el mundo de los sueños sí que han visto la puerta abierta y me paso las noches sin dormir para perseguir a los escapados y encerrarles en mi casa (que ya parece el metro de Tokio en hora punta) para evitar que conviertan el mundo en una pesadilla. A pesar de las incomodidades, no consigo convencerles para regresar a su lugar.
Necesito descansar, necesito recuperar mi hogar. ¿Qué puedo hacer?
Su rendida servidora: Soñadora.



Respuesta para Soñadora

Mi estimada Soñadora, si la memoria no me falla la encontré hace poco subida a lomos de un bello Unicornio alado en busca de un tal Gutenberg que apenas lograba conciliar su "pesadilla", contemplando aterrorizado como después de haber dado luz a su ingenioso invento, tan universalmente valorado, pues le ha salido un jovencísimo rival, llamado Kindle, de esbelta figura y táctil mirada, consiguiendo arrinconarlo en los sótanos de cualquier biblioteca del futuro y prácticamente ser un objeto de museo. Ya sé que a usted también le gustaba ese olor indescriptiblemente seductor, del libro encuadernado, pero al final ha caído en los brazos de Kindle y ya no hay marcha atrás que valga.
Dando respuesta a la ayuda que me requiere, he tenido que realizar mi ritual Shan Shan, girando girando sin parar en torno a mi bola de cristal y cuando me he quedado completamente absorta del mareo que he cogido, se me ha dibujado una visión nocturna muy clara, usted estaba asistiendo en ese instante a una fiesta de disfraces veneciana, con un precioso traje de Polichinela, que al salir al jardín de los padres de Colombina y encontrase con Arlequín suspirando por su amada, acabó llorando en sus brazos, lo cual fue motivo para que Colombina llevada por los celos le quitase su zapato para zurrar con el, a su marido por despecho.
Tenga cuidado con esa rendija por la que fácilmente se cuelan los Faunos, que se pirran por asustar a la gente adoptando diversas formas, son tan caprichosos como malvados y aunque trate de evitarlos, como son muy tozudos nunca se van, al contrario se quedan para tomarle el pelo y que se le ponga el cabello como escarpias, que es lo habitual en estos casos, aunque haya ido a la "pelu" el día antes.
¡Cuánta sabiduría se encierra en su pensamiento! al hacer este juicio: "a los que se dan cuenta, se les cataloga de locos", pues si, cada vez que alguien se sale del "guión" y se le enciende la "bombilla", terminan por hacerle un "cortocircuito" y que se produzca el "apagón". Por consiguiente, no es de extrañar, que con este "auxilio" que les da a los de la "bombilla encendida", su casa se haya convertido en el metro de Tokio en la hora punta, porque a ver ¡qué gracia tiene que se les fundan los filamentos incandescentes! ¡cuando empiezan a ver las cosas de otro color especial! ¡como nadie se lo ha imaginado!
Para arreglarlo, únase al grupo y sellen entre todos esa peligrosa rendija para que nadie más pueda escaparse del mundo de los sueños. También no olviden quitar esa puerta al mundo real y en su lugar, construyan un muro consistente con cámaras de vigilancia y alarma si fuera necesario. Luego al séptimo día podrá descansar fruto de su "creación" e irse de fin de semana a una apartada orilla donde la luna brilla y se respira mejor.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!


MOMIA 6017


Mi muy estimada Madame Santal
Soy una modesta momia egipcia, que hace escasos milenios, entró en la digamos madurez. Recorro el mundo, formando parte de una exposición itinerante, que suele recalar en museos, casas de cultura y otros lugares semejantes, carentes todos del más mínimo buen gusto y comodidad. Ahora han llegado hasta mis putrefactos oídos los ecos de la fama de su célebre consulta y no he podido evitar solicitar sus servicios. Confieso que no me ha sido nada fácil hacerlo. En vano he intentado convencer a los conservadores de la exposición, que nos cuidan a mis compañeros y a mí mismo con esmero, para que me condujesen a un ciber café, pero parece ser que eso está más pasado de moda que lucir un tupido pecho lobuno, bajo una camisa ligeramente desabrochada, y se negaban en redondo.
Finalmente, uno de los conservadores me ha prestado su teléfono móvil, un artilugio sorprendente, para que pudiese comunicarme con Usted. También he de decirle que pulsar las minúsculas teclas, con mis atrofiados dedos vendados, ha resultado ser harto difícil.
Entrando ya en materia, le plantearé mi consulta. Yo siempre he tenido fama de mujeriego. Una fama bien cultivada por mí mismo. Fiel a esta, mantengo una relación con la Momia 7145, una autentica dama, egipcia como yo, que a pesar de haber perdido algún que otro miembro, se mantiene de muy buen ver.
El problema ha surgido cuando fue añadida a la exposición otra momia, procedente del Perú. Esta moza, que apenas cuenta con mil años y poco más, no para de tirarme los tejos en cuanto se cierra la exposición y nos levantamos de nuestros lechos. Yo comprendo a esa jovencita, atraída por mi porte y virilidad, pero no estoy seguro de cómo proceder.
La pregunta que le planteo a Usted y a su famoso Rayo Dorado es la siguiente:
¿Debo permanecer fiel a la Momia 7145 o tal vez dejarla, e iniciar otra relación con la muchacha sudamericana? He de comunicarle que yo, a pesar de mi madurez, estoy pletórico de fuerzas y podría cumplir con ambas, sin que ello supiese ningún problema.
Por cierto, ¿tiene algo que hacer esta noche? Cerca del museo de ciencias donde me aposento durante este mes, se encuentra un restaurante, regido por los descendientes de los romanos, los italianos esos, en el cual podríamos tomar algo cuando se cerrase la exposición. 
Claro esta, sin que se entere la Momia 7145 y la chica peruana.
Sin más que decirle, espero ansioso su respuesta.

Atentamente
Momia 6017

(Agradecimiento especial a Jose Age por la colaboración en el guión de este personaje.)


Respuesta para Momia 6017

Mi muy estimada Momia 6017, me congratulo de recibirla por primera vez en mi consultorio, pues eso significa que gozo de su total confianza como así me lo atestigua.
De ese extraño artilugio, me refiero al móvil, ándese con mucha precaución amigo conductor porque la carretera general no es suya, sino de la Unión Europea y dentro de nada de los chinos, no aquellos de la hucha del Domund, sino de sus actuales descendientes, que han reducido la pobreza y ahora tienen solvencia financiera para rato. Porque esos endiablados móviles emiten altas radiaciones de radiofrecuencias radiestesias capaces de convertirle en una albóndiga a la gabardina con ligadura de peroné disonante, bastante incómoda, puesto que en estos casos, su esbelta figura se va enrollando y enrollando como una matrioska, incapaz de salir del cascarón. Y aparte también está el incordio del teclado con esos numeritos tan chiquitos como Garbancito que se perdió yendo al mercado de legumbres y alguien lo cocinó ¡qué gran estropicio armó!
Pero ya lo ve, pese a sus atrofiados dedos "vengados" por esparadrapos mal colocados, lo inequívoco es que me hizo la llamada y ahora estoy bien informada para darle la solución.
Gracias a mi facultad extrasensorial de precognición he podido adivinar fácilmente, que de no haberme consultado hubiera acabado desvendado y mal parado por los celos de la Momia 7145, que aunque auténtica dama egipcia, también es una caprichosa, orgullosa y peligrosa... Que le ha robado la calma, se ha llevado su alma y no le ha dejado en paz.... ¡Lalala, lalalá, lala... láaaaaa!
De otro lado, la momia de Perú, trucutrú, trucutrú, es una auténtica devora-momias egipcias, vamos que se pega unos lotes de agárrate y no te menees ¡Ya sabe de lo que le hablo! ¡Canelita en rama! Tan coqueta y molona que hasta los guardas jurado andan de lado a lado suplicándole un bocado, porque hay que reconocer que la muy jodía besa que embelesa. No me cabe ninguna duda, que de no haberme consultado, ya le habría tirado no uno, ni dos tejos, sino un palé completo, nada más salir de sus sarcófagos correspondientes, por lo que tarde o temprano la Momia 7145 le hubiera puesto un buen cerrojo con mando a distancia y así tenerlo controlado día y noche. Pero vayamos por partes: ¿desea verse encerrado con candado o prefiere andar suelto?... porque ambas relaciones de forma simultánea no combinan bien sin proveerle antes de un brebaje de celindras somníferas, unas extrañas plantas que crecen pero no arborecen, allá en las colinas rojas de Saturno, aunque actualmente no es la época de cosecha sino de siembra, por lo que no tendría éxito enviarlo en escoba supersónica para su recolección. De momento, le aconsejo que le siga siendo fiel a la Momia 7145 y luego cuando llegue la época de las celindras le preparé la poción para cumplir con las dos, gracias a su pletórica fuerza de "palo del helado".

Esta noche en concreto cenaré con usted, pero a eso de las doce debo regresar a mi mansión, pues es mi hora bruja como usted sabe y me debo a mi profesión, como usted a la exposición, donde esa "joven" momia peruana saldrá de su lúgubre aposento y si descubre que no está, a la otra momia acudirá y luego al final de lo nuestro, se arrepentirá.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!


ANTERIORES CONSULTAS: 
CONSULTA 1         CONSULTA 2    
CONSULTA 3         CONSULTA 4   
CONSULTA 5          CONSULTA 6    
CONSULTA 7          CONSULTA 8  
CONSULTA 9          CONSULTA 10 
CONSULTA 11         CONSULTA 12      
CONSULTA 13  
   (las pinturas son del artista contemporáneo ruso Michael Cheval)
Puedes participar enviando directamente tu consulta al correo de Madame Santal: consultoriodemadamesantal@gmail.com
Si te apetece que la vidente nunca sepa quién eres tú, ya que de momento no sabrás quién es ella, puedes crear un correo con otro nombre para despistarla, aunque solo es una sugerencia. 
¡No te pierdas esta oportunidad de diversión asegurada! 

8 comentarios:

  1. Hola querida Madame Santal,
    Veo que la consulta sigue vivita y coleando...bueno, ejem, eso de vivita, es un decir, pues observo que ni las ancestrales momias egipcias se sustraen a su sabiduría y le consultan. Me ha sido muy grato ver la orientación dada en cuanto a amorios varios que le ha ofrecido a la reliquia tal. Y de sueños y realidad, como diría Calderón de la Barca, lo dejaremos en que la vida es sueño y los sueños sueños son. Aunque también me ha encantado la resolución tomada con Soñadora. Nunca mejor que unirse a la farra grupal y a la juerga, eso si, tomando las debidas precauciones y sellando la entrada al mundo onírico.
    Muy complacida por estas consultas, muy agradecida por la labor social y mediumnística que nos dispensa. Encantada de visitarla y feliz.
    Saludos bendecidos y adelante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada autora, Marisa Doménech, de varios de estos personajes tan divertidos de mi consulta semanal, le agradezco muchísimo que se haya acercado de nuevo a mi camerino para hacerme de nuevo partícipe de sus interesantes observaciones y valoración de este espectáculo que como bien me comenta sigue con vida, hasta en otras dimensiones del más allá... jejeje

      Todo un honor para mi recibirla sabiendo sus múltiples ocupaciones. Le deseo lo mejor para estos acontecimientos que se avecinan y que la vida le sonría.

      Bendecidos y cálidos saludos con gracia y salero.

      Eliminar
  2. Me encanta esta vidente, por favor no pareis de publicar. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Sherezade y encantada de contar con su amable y cariñosa presencia. Me alegro que forme parte de mi grupo de fans y por supuesto queda invitada a participar en mi comedia, desde el instante que lo estime oportuno.

      Bendecidos saludos con mágicas sonrisas.

      Eliminar
  3. Este consultorio tiene una clientela de lo más variada. Una soñadora que se trae cosas de los sueños a la realidad. Madame Santal, pregúntele cómo lo hace pues yo suelo soñar con Brad Pitt y me gustaría traérmelo a la vida real.
    Además ahora, su gabinete cuenta también con una momia que se comunica por ¡teléfono móvil! Por cierto, cuéntenos qué tal le fue la cena, ojalá se hayan hecho un "selfie" con el móvil que le prestaron a la momia, porque ustedes dos deben de hacer una pareja de lo más peculiar.
    Saludos alucinados de una lectora enganchada a este consultorio.

    ResponderEliminar
  4. Mi estimada autora Kirke Libris ¡Qué alegría recibirla! con la sonrisa de oreja a oreja y tira el dado la vieja, porque ha estado de lo más ocurrente con este comentario tan jocoso. Ya digo yo, que con usted he hecho un gran contrato para este espectáculo, porque lleva razón en que mi clienta Soñadora tiene un don especial para transformar en realidad sus sueños, aunque ya sabe que también esto le ha acarreado un grave problema con una rendija que se ha abierto entre ambos mundos y la cosa está chunga del todo con esos "inquilinos de ocasión" acomodados en su casa.
    La cena con mi nuevo cliente: Momia 6017, estuvo muy, muy romántica ...jejejeje Le puedo únicamente comentar que de no tener a esa otra momia pisándole los talones pues quizás me hubiera atrevido a hacerme ese "selfie", pero ¡no, ni por asomo! que es una caprichosa, orgullosa y muy peligrosa... De modo que le sonreí pero sin guiñarle el ojo y a esperar que llegue la época de las celindras de Saturno (ya sabe a que me refiero).
    Ya me contará si en El País de Nunca Jamás ha conocido a alguien que le haga sentir mariposas en el estómago, porque me encantaría saberlo.
    Bendecidos saludos con risotadas, alegría e ilusión.

    ResponderEliminar
  5. Yo le diría que tenga cuidado con esas momias juergueras, Madame, a ver si todavía le tira onda para aprovecharse de sus poderes telepáticos y sus contactos espaciales. Ya me veo que, en cuanto tenga el cargamente de celindras, se borra XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi estimada Denise, le agradezco su interés por ponerme a salvo de los riesgos que la cosecha de las celindras me puede ocasionar, no obstante al correr cierto peligro debido a mi profesión, que me pone en contacto directo o indirecto con las energías que transmiten mis clientes, tengo por costumbre llevar puesto un brazalete protector de energías negativas y realizar cada noche varios rituales de purificación y bloqueo de agentes externos que puedan contaminar mi aura y aprovecharse ilícitamente de mis poderes. Como puede comprobar soy bastante responsable y no estoy dispuesta a perder mi gran prestigio.
      Bendecidos saludos con mágicas sonrisas.

      Eliminar