Si quieres pasar por su centro, ¡sin pensarlo y 'pa' dentro! / La maestra de la adivinación, es la mejor de la nación. / Pide hora y Santal será tu salvadora. / Cualquier problema urgente te lo resuelve sin flema nuestra querida vidente. / ¡Consulta a esta gran maga, reina de una gran saga! / ¡Pide hora y no te cortes un duro, pues aquí encontrás sabiduría y arte puro!

miércoles, 6 de julio de 2016

Consulta vidente 16 - clientes: Ocaso en pena y Pepito Quiebracuellos



ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)


OCASO EN PENA


Querida Madame, me encuentro en una encrucijada, espero que los astros traigan luz para mí pues no sé qué hacer. 

Hay un dicho que dice “No temas abandonar lo bueno por ir detrás de lo maravilloso".

Sucede que si, lo bueno era bueno, mejor que muchos de los últimos eventos, y me permitía, de vez en cuando, cultivar a mi gusto mi propio tiempo... pero había latente un algo, una incomodidad constante que me atormenta por lo cual me inclino a modificar el camino. Espero que este capítulo por venir ayude a quitar los cerrojos que me mantienen atado, pero sobre todo aspiro a que esa incomodidad se difumine.

Sin embargo la duda me enloquece y es apremiante que tome la decisión. ¿Qué dicen tu sabiduría sobre mi encrucijada? ¿Qué luz arrojan los planetas para éste mi destino extraviado?

¡¡Sabia vidente, Ocaso en pena le saluda!!




Respuesta para Ocaso en pena

Querido Ocaso, de nuevo me pongo a su servicio con la ayuda de mi "Rayo Dorado" para intentar sacarla de ese cruce de penosa oscuridad sin plano del subterráneo por el que ahora transita. Comprendo que su naturaleza habituada a instante del apagón general del astro Rey Lorenzo tan galante con su señora la Reina Luna Catalina, logrará este propósito de devolverle esos "Felices Tiempos" que vivieron los dos, en sus mejores años de loca juventud, seguros de triunfar, tan llenos de inquietud y cuando tan fácil era tener felicidad... La, la, laaaaa... Li, li, looooo... Lo, li... ¡Looooo!

Si, lo bueno tiende siempre a mejorarse, de modo que para recuperar el rumbo perdido debe despejar el camino de molestos parásitos que se pegan como grapas al calzado y no hay manera de que cojan su boleto de vuelta a casa. También retire las inoportunas piedras traviesas que le pueden provocar más de un tropiezo, como la vuelta atrás para empezar de cero la partida. Aliméntese de nostálgicas luces nocturnas taciturnas, que viene a ser como olvídese del ayer y tome cada mañana una manzana para rejuvenecer. También el ejercicio contribuirá a devolverle el juicio y no volver la vista atrás nada más que para coger impulso. El consumo de agua le proveerá de reflejos cuando vea espejismos en el espejo de aquel OCASO de amaneceres ambiguos... ¿Lo recuerda?... ¡Claro usted mismo, cuando me visitó la otra vez!
Ese "algo latente" (del que me habla) en pretérito imperfecto (había) y no en subjuntivo, me ha abierto el tercer ojo para comprenderlo todo, de ahí que la acción se haya vuelto reincidente y tropiece más de dos veces con idéntico error, por lo que al no aprender "la lección" de la vida, ahora usted sufre las consecuencias. Por el contrario si ese "algo latente" hubiera o hubiese podido suceder, su actual estado de ánimo le tendría henchido de emoción, aunque lo mejor de todo es que no hubiera o hubiese sucedido nunca, porque como dice un sabio refrán: "Muerto el perro se acabó la rabia".

Para sus preguntas he dispuesto cuatro sesiones con mi péndulo de cuarzo para asegurarme de que el resultado no variaba en ningún caso y comprobado también por mi visión clarividente a través de mi bola de cristal, puedo ya afirmarle con rotundidad que la culpa de todo la tiene una anomalía gravitatoria sufrida por este planeta Tierra, que ha desviado la visibilidad del horizonte y ha hecho que su antónimo, el Amanecer le haya hecho un corte de mangas o una "peineta" a la española, porque le sentó fatal que tuviera que cambiar su turno de mañana y presentarse en "la oficina" a altas horas de la noche con problemas de ansiedad, mientras usted dormía como un bendito. 
Actualmente dicha anomalía ya está subsanada por los ingenieros que han dispuesto instalar unos imanes para equilibrar la visibilidad y determinar con exactitud cuando finaliza el día o jornada laboral que usted realiza con minuciosa precisión, con lo cual volverá a enfocar su rumbo.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!



PEPITO QUIEBRACUELLOS

Estimada Madame:

Estoy preocupadísimo por mi actual situación. Mi condición en este momento hace que mi trabajo peligre. Y más que trabajo es mi vida y mi pasión. 
Sospecho que he sido hechizado por algún envidioso de mis dotes o alguna dama resentida por alguna negación a sus avances amorosos. 
Este hechizo hace que repugne mi trabajo, que abomine mi pasión y deteste cada detalle de mi labor. Soy bastante reconocido en mi ámbito laboral y me ha costado mucho hacerme un nombre entre tanta competencia. Por ser detallista, sobresalgo entre los demás colegas con los cuales compartimos la misma faena y gusto. 
En fin, estoy horrorizado al no poder ni siquiera ver un poco de sangre, si corto un abdomen y las tripas de cualquier infeliz salen expulsadas por el hueco que le hice, vomito ahí mismo y vuelvo a llenar el hoyo. 
No puedo siquiera sacar un par de ojos, me da un asco impensable en mí, la última vez que lo intenté me quedé con los globos oculares en las manos asemejándome al Hombre Pálido del Laberinto del Fauno. Sólo me faltaba ponerme las manos en la frente. 
Abrir un pescuezo ya no es lo mismo desde que el brillante y antes divino río de sangre que emanaba vibrante y espeso por el tajo que hacia tan precisamente, ya no me emociona, ya no me lleva al éxtasis y placer más lujurioso. Al contrario, no puedo ver sangre, me asquea y esto hace que mi corazón de asesino serial Master, me duela en el alma. 
¡Ayúdeme madame! No sé a quién más recurrir, mis amigos me han recomendado su sapiencia y consejos acertados. Sin otro particular, me despido.
Pepito Quiebracuellos.


Respuesta para Pepito Quiebracuellos

Estimado Pepito, me abruma la situación tan lamentable en que se halla ahora tan distinta a la que estaba acostumbrado cuando descuartizaba cadáveres bañados en charcos de sangre y vísceras. ¡Que alivio que ya no desprenda ese olor nauseabundo y pueda aguantar sin ponerme la máscara antigás mientras lo atiendo! Por cierto, un honor conocerle en persona con todas las tuercas bien sujetas y sin pérdida de ningún tornillo conductual, claro que eso trae consigo el riesgo de esta neurosis galopante en la que actualmente vive de alquiler prestado y con la clientela rozando mínimos. Dicen que "El hábito no hace al monje" pero a usted si le privan de sus instintos criminales, se coge un buen cabreo de aquí no te meneo ni con grúa automática, lo que me confirma sus sospechas, pues ha sido hechizado en un periquete por una dama bastante resentida.
Asumo su pensamiento, pues para lograr el reconocimiento en cualquier ámbito laboral, cuesta más que subir a la cumbre del Pico Perdido sin piolet ni crampones en la suela de las botas, pues como bien me explica, hay demasiada competencia dispuesta a perder sus escrúpulos en beneficio propio. Y cuando alguien destaca suena el "teléfono rojo" y las ovejas con cencerro acuden como abejas al panal con una única obsesión, machacar al divergente para que no reincida en su "arrogancia" y vuelva al redil de los bienaventurados. Más no tema que esto llegue, pues para eso he salido a su encuentro en el hipocentro del racionalismo cartesiano, con lo que arrancando la raiz junto con el tallo infectado, todo queda solucionado.
¡Qué lástima comprobar su decadente estado tan horrorizado! por ver unos cuantos litros de sangre cuando corta y pega abdómenes y tripas, resulta inconcebible. Con lo bien que se lo pasaba antaño extrayendo los órganos completos de sus incautos pacientes, con su exquisita colección de bisturís y tijeras, creando auténticas obras de arte bizarro.
Ahora que menciona a ese Hombre Pálido del Laberinto del Fauno con ese par de globos oculares cada uno en una mano, interrogándose ¿qué diablos me ha pasado?... Supongo que será su pesadilla. Bueno, no se desmoralice porque para eso está bajo mi protección, de modo que siga mis sabios y divinos consejos que le instruyo a continuación:

- Nada más ocultarse el sol, provéase de una capucha de verdugo y varias dagas afiladas bien disimuladas bajo su atuendo, aléjese del vecindario para que no levante sospechas (aunque con la fama de carnicero que se ganó a pulso es difícil pero no imposible) y trepe hasta la ventana de aquella aldeana con la que tuvo más de un desliz amoroso que casi la embaraza y muéstrele las dagas para que sepa qué asunto va a tratar con ella, porque la muy ladina actuó con inquina y le maldijo con el hechizo.

- Cuando la haya "convencido" de entregarle el frasco del bebedizo que le hará recuperarse, bébaselo de un trago porque sin tropiezo ya le habrá abierto el pescuezo a esa condenada. ¡Así de prominente será su consiguiente "recuperación".
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!



ANTERIORES CONSULTAS:   
CONSULTA 1    CONSULTA 2    CONSULTA 3  
CONSULTA 4    CONSULTA 5    CONSULTA 6  
CONSULTA 7     CONSULTA 8    CONSULTA 9
CONSULTA 10   CONSULTA 11  CONSULTA 12
CONSULTA 13    CONSULTA 14   CONSULTA 15
   (las pinturas son del artista contemporáneo ruso Michael Cheval)
Puedes participar enviando directamente tu consulta al correo de Madame Santal: consultoriodemadamesantal@gmail.com
Si te apetece que la vidente nunca sepa quién eres tú, ya que de momento no sabrás quién es ella, puedes crear un correo con otro nombre para despistarla, aunque solo es una sugerencia. 
¡No te pierdas esta oportunidad de diversión asegurada! 

6 comentarios:

  1. Maravillosa entrada Madame, su tercer ojo cada vez está más afilado, sus dotes cada vez más desarrolladas y sus predicciones listas para abrir puertas.
    De verdad creo que este ejercicio literario brilla cada vez más. Ese pobre ocaso en pena tiene mucha tarea por hacer y Pepito Quiebracuellos no se diga.

    Lo disfruté mucho, gracias!!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Diana,
      Me satisface mucho conocer su valoración tan elevada acerca de mis dotes paranormales y que haya contribuido a despejar su horizonte cubierto de oscuros nubarrones. Esto significa mucho para mi floreciente negocio y que pueda seguir llenando las butacas de este teatro.
      Tenga por seguro que este ejercicio literario contribuirá a promover la destreza y autoconfianza de sus miembros o autores, dentro de este género cómico teatral.

      Bendecidos saludos agradecidos y con mágicas sonrisas.
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  2. Ohhh Madame que agradecidos deben estar todos sus clientes!! Y que bondadosa usted en darles su tiempo y sapiencia. Seguro seguirán sus concejos y se recuperarán en un santiamén!! Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Mendiel:
      Si mis clientes están agradecidos pues yo lo estoy igualmente, ya que de no existir esta complicidad, no tendría ningún sentido esta comedia o divertimento para satisfacción de todos los que nos leen tan fielmente.
      Más que bondadosa soy toda una profesional que atesora extraordinarios poderes para resolver cuantos conflictos, dudas o preocupaciones, me consultan todos mis clientes y por otro lado, algo fundamental para mi, como seguir incrementando mis ingresos.

      Bendecidos saludos agradecidos y con mágicas sonrisas.

      Eliminar
  3. Esta mañana me compré un sombrero para quitármelo después de leer esta nueva consulta clarividenticosentimental. Solo puedo felicitarla como autora de una de las propuestas más originales de cuantos blogs me ha llevado el destino visitar. A sus pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado David:
      ¡Qué gentileza la suya, comenzando de esta forma su comentario! No sabe lo feliz que me hace contar con otro gran fan, como lo es usted y ahora me toca a mi agasajarle con mi humilde invitación para formar parte de este maravilloso elenco de actores y narradores que hacen que brille con más intensidad los focos de este teatro. Anímese y no se lo piense dos veces, porque le aseguro que no se va a aburrir jamás.
      Bendecidos saludos esperanzadores y algo atrevidos.

      Eliminar