Si quieres pasar por su centro, ¡sin pensarlo y 'pa' dentro! / La maestra de la adivinación, es la mejor de la nación. / Pide hora y Santal será tu salvadora. / Cualquier problema urgente te lo resuelve sin flema nuestra querida vidente. / ¡Consulta a esta gran maga, reina de una gran saga! / ¡Pide hora y no te cortes un duro, pues aquí encontrás sabiduría y arte puro!

miércoles, 29 de junio de 2016

Consulta vidente 15 - clientes: Catalina la Creyente y Princesa encerrada en una torre



ANTERIOR CONSULTA (VER AQUÍ)


CATALINA LA CREYENTE


Querida Madame Santal:
Después de darle mil y remil vueltas, he decidido, por fin, hacerle mi vidente particular. En el fondo de mi misma sé que solo quiere desplumarme, pero por otro lado tengo tanto dinero que a veces no sé qué hacer con él.
Pero no se emocione. No soy tonta. Con esto quiero decir que le voy a pagar generosamente por sus servicios, pero le exijo total dedicación y discreción para con mi persona.
Quiero que esta noche se concentre todo lo que sepa y pueda. Necesito saber si mi difunto esposo está dispuesto a revelarme donde escondió el collar de diamantes antes de que yo lo asesinara.
Reciba un abrazo de esta suya servidora.
Catalina la Creyente



Respuesta para Catalina la Creyente

Querida clienta Catalina, ya empezaba a echarla de menos, pues sabiendo de su fidelidad y gran fortuna, no quisiera que se marchase a la luna en busca de otra vidente, por supuesto incompetente con esta gran profesión.
Descorcho esta botella de Moët & Chandon para celebrar su fantástica decisión, pues si le soy sincera lleva mucha razón, la voy a desplumar como a un pichón, pero ¡eso si, con estilo y tesón! Además, amiga mía, la felicito por creer ciegamente en mis consejos, que no se han quedado añejos con respecto a los de la competencia y son la mejor oportunidad que necesitaba cada vez que con su almohada soñaba en otro mundo mejor.
No, no la considero tonta, de lo contrario ya me habría incautado de su opulenta fortuna, alienando su pensamiento con halagos y triquiñuelas para lelas, perpendiculares u oblicuas ¿no le parece?..
Quédese bien tranquila porque voy a poner atención para esta dedicación minuciosa que me exige con discreción para con su notable persona.

Para esta consulta he realizado varias tiradas de cartas que seguidamente le comentaré:

-1ª tirada: a mi izquierda y representando a su pasado, me han salido tres cartas, El As de Oros, El Sol y La Emperatriz (todas boca arriba). Traduciendo el mensaje, me indica que su matrimonio gozó de una gran solvencia financiera donde ni los grupos inmobiliarios podían competir con sus ganancias, ni tampoco eclipsar aquellos anhelos de grandeza para el futuro de sus vástagos.

-2ª tirada: en el centro y representando al presente, me han salido otras tres cartas, La Muerte, La Reina de Bastos (ambas boca arriba) y La Fuerza (boca abajo). Esto significa que se le ha acabado el chollo después de palmarla su marido y sin miramiento alguno empezase a tontear con toda esa caterva de admiradores, que la tienen acostumbrada a turnarse de colchón cuando acontece la ocasión y saltar de cama en cama para darse un buen revolcón boca arriba o boca abajo.

-3ª y última tirada, a mi derecha y representando a su futuro, cinco cartas muy reveladoras, El Diablo, El Siete de Espadas, Cuatro de Oros y El Cinco de Oros y La Torre. Lo que viene a decir que no fue su marido quien escondió su collar de diamantes, sino que fue su propia sirvienta quien la engañó, enredando la madeja con siete llaves oxidadas, y el collar de diamantes que estaba en su joyero fue robado intencionadamente por esta taimada criada, cenicienta y macilenta, que la convenció a usted para asesinarle sin compasión cuando supo donde guardaba esa joya tan preciada. De ahí que al despedirla para no levantar sospechas de connivencia entre ustedes, ella se llevó el collar como si nada hubiera pasado. Y ahora que lo sabe todo tendrá que encontrar el modo de devolverla "el favor".
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!


PRINCESA ENCERRADA EN UNA TORRE


Reverenciada Madame Santal del Rayo Dorado:
Mi nombre no importa. Soy una princesa encerrada en una torre. Mi padre pensó que era una excelente forma de buscarme un marido sin tener que tomarse demasiado trabajo. Cosas de los reyes cuyas hijas no son tan agraciadas como las de otros, vio.   
Lo que no pensó fue que los caballeros que venían a rescatarme iban a resultar tan bobos que no podían vencer al dragón ni cuando yo les gritaba desde la ventana lo que tenían que hacer. Ya fuera que no me oyeran, o que me ignoraran por ser mujer, o que quizás llegaban a ver mi rostro desde abajo y decidían que lo mejor era dejarse matar, concluí que no tenían muchas luces que digamos.
Para ese entonces, todavía no tenía muy claro lo que quería, pero sí sabía que no quería un idiota por marido. Decidí ayudar al dragón, que tan bien me protegía de aquellos zoquetes, a colocar sus cabezas huecas en las picas que adornan la torre. Porque para matarlos, se bastaba él solo.
Para abreviar, que ahora somos los orgullosos padres de dos niños de lo más singulares y vivimos holgadamente con el botín del combate.
Pero ya debe estar preguntándose a qué viene tanto prolegómeno. Lo que pasa, reverenda señora mía, es que temo que el negocio se venga abajo si algo me pasa. Es obvio que, sin princesa en la torre, no va a haber más caballeros para despojar. ¿Qué será de mi familia, entonces? Mi querido dragón dice que iniciará a los niños en el oficio para que puedan bastarse solos en el futuro, pero no me convence. A mí me gustaría que heredaran el trono que me corresponde, ya que soy hija única, pero para eso deberíamos blanquear la situación, con todo lo que ello implica.
¿Qué me conviene hacer? ¿Qué les depara el futuro a mis hijos?
Muy angustiada, pero humildemente confiada en sus excelsas capacidades.
 Una princesa
P.D.: Espero que sepa disculpar mi deseo de permanecer en el anonimato, pues prefiero que esto no llegue a oídos de mi padre si no es necesario. Adjunto a esta carta un pequeño adelanto de sus honorarios. ¡Saludos!



Respuesta para Princesa encerrada en una torre

Mi estimada Princesa, cuánto siento su confinamiento.
No me avergüenzo de confesarla que he vertido más de un río de aguas limpias al leer su historia, lo cual me ha llevado a empapar todas las sábanas de que disponía y otras que tuve que comprar de improviso, para evitar inundar el solado de mármol de mi estancia y no verme envuelta en litigios con mi vecino del sótano, un duende con muy mal genio y para colmo travieso, capaz de asustar a mi clientela si le hubiera causado alguna gotera, haciéndolos desaparecer.
Su padre, adolece de una rancia personalidad que mantiene en formol sus neuronas, creándole auténticas ideas ochentonas y muy poca sensatez, porque ¿cómo la va a buscar marido, si la tiene a usted en el nido de su magna estupidez?... Por supuesto, que todo queda al descubierto y la vida de las princesas no son de color de fresa, ni sus sueños de fascinación.
Pensar su padre, lo que se dice pensar, esa función no entró en el "proceso de fabricación" que sus progenitores pusieron en marcha una aciaga noche de tormenta oscura y tenebrosa, de ahí el resultado tan evidente y de qué manera desaprovecharon la ocasión para mejorar su estirpe, ya de por si bastante "tocada y hundida". Por consiguiente, su padre el Rey Pazguato X "El Ignorante", tal y como me cuenta no pensó nunca, solo actuó de forma compulsiva, de manera que su devenir le ha llevado a esta alianza con el dragón, que aparte de emitir llamaradas, ha sido de gran ayuda para liberarla de los zoquetes que en semejante conquista fueron el "hazme reír".
No tema mi buena señora porque en mi bola de cristal ya veo que no le acompaña el mal fario, sino que al contrario, lejos quedó la hora en que el "negocio" fracase pues desde que ayudó al dragón aliándose en ese combate, la suerte les acompañó a los dos tras ese feliz nacimiento de esos chocantes retoños, porque los dos pequeñuelos serán el mejor señuelo para que el Rey Pazguato "se caiga del guindo" al instante y del batacazo ya no sienta el rechazo por su puesta en libertad, decidiendo en tal estado celebrar un gran banquete después de sus esponsales con su marido el dragón y los niños en procesión le llevarán cestos de flores hasta la recepción con los nobles invitados para su magna proclamación como heredera del trono.
Sin embargo, para que mi profecía se cumpla, provéase de un buen pedrusco y cuando a su padre le de el susto, tras conocer a sus nietos: DracoChung y DracoChang, si no se baja del "guindo", tírele ese pedrusco y verá como entra en razones ejecutando incluso excepciones, como nombrarla heredera.
¡Saludos bendecidos y mucha suerte!


ANTERIORES CONSULTAS: 
CONSULTA 1         CONSULTA 2    
CONSULTA 3         CONSULTA 4   
CONSULTA 5          CONSULTA 6    
CONSULTA 7          CONSULTA 8  
CONSULTA 9          CONSULTA 10 
CONSULTA 11         CONSULTA 12      
CONSULTA 13          CONSULTA 14
   (las pinturas son del artista contemporáneo ruso Michael Cheval)
Puedes participar enviando directamente tu consulta al correo de Madame Santal: consultoriodemadamesantal@gmail.com
Si te apetece que la vidente nunca sepa quién eres tú, ya que de momento no sabrás quién es ella, puedes crear un correo con otro nombre para despistarla, aunque solo es una sugerencia. 
¡No te pierdas esta oportunidad de diversión asegurada! 

6 comentarios:

  1. Querida Madame, ¡¡acabo de darme cuenta de que aún no me había manifestado como seguidora suya en este consultorio!! Bueno, ya está solucionado.
    Por cierto y ahora que nadie nos oye. Qué le pasa a la Princesa encerrada en la torre? ¿Es que no sabe que lo mejor que se puede tener por marido es un idiota y si es rico mejor? Claro que con lo fea que confiesa ser, ni un idiota la querría. En fin pobrecita. la veo encerrada por toda la eternidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rosa, como dice un sabio refrán "Nunca es tarde si la dicha es buena", de modo que ha valido la pena esta demora, porque ahora por fin ya es mi seguidora.
      Si, afectivamente, ahora que nadie nos oye lleva mucha razón, los maridos idiotas y ricos son el mejor partido para cualquier princesa, en cuanto a su fealdad, no me pronuncio puesto que prefiero no perderla como clienta pues al final ha logrado llegar al trono a base de lanzarle pedruscos a su padre, el Rey Pazguato X "El Ignorante", que del susto al conocer a sus dos extraños nietos, acabó por "caerse del guindo" y abdicar en favor de su hija.

      Bendecidos saludos refrescantes, relajantes y agradecidos.
      Un beso

      Eliminar
  2. De sus dos clientes de hoy me ha conmovido especialmente la historia de la princesa encerrada en la torre.
    Soy de la opinión de que sus descendientes tienen derecho a heredar el trono. Aunque su sangre azul esté diluida, lo está con sangre poderosa de dragón, eso gana a cualquier tono azulado de sangre principesca.
    Saludos plebeyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Kirke, como ya comenté en su momento, la historia de esta princesa me resultó muy desgraciada, de modo que la comprendo muy bien y por supuesto que sus dos vástagos tienen derecho a heredar el trono, ya no es cuestión de sangre sino de valor, lo cual les sobra a los dos. Como antes ya le comenté a Rosa, la princesa va a heredar el trono de acuerdo a mis sabios consejos y precisamente estos dos nietitos: DracoChung y DracoChang, van a ser la clave de ello.

      Bendecidos saludos también refrescantes, relajantes y agradecidos.

      Eliminar
  3. ¡Vaya! ¡Esta si qué es buena!
    ¿Y dónde encuentro yo ahora a esta tunanta?
    Tendré que volver por su consulta...
    ¡Gracias por su respuesta! Me ha servido de mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Sue -
      La adivino rebuscando entre los papeles de su escritorio con objeto de localizar la carta de recomendación de su tía Hilda, cuando le habló de contratar a esta doncella y no a aquella que a usted le hacía más gracia y casi a punto estuvo de elegir. Luego con lo que indague ya se vuelve a pasar por mi consultorio.
      Encantada de ayudarla y como bien sabe de fortalecer este vínculo de credibilidad y liquidez crematística, que tanto me satisface.
      Bendecidos saludos refrescantes y relajantes para esta época estival.

      Eliminar